Causas de Familia

1. Cuidado personal (tuición de menor)

Es el derecho que tiene el padre o madre que no detenta el cuidado personal para solicitarlo cuando el que posea dicho cuidado se encuentra inhabilitado física o moralmente, en el caso de ambos padres, o por descuido grave, maltrato, abandono u otra causal calificada, cuando se trata de uno de los padres. En este tipo de juicio se presenta todo tipo de prueba, principalmente examen de habilidades parentales, para acreditar la inhabilidad del padre o madre, hasta examen toxicológico en caso que la inhabilidad sea por consumo de alguna droga. Por regla general, el cuidado de los hijos corresponde a la madre, como ocurre si los padres están separados de hecho, salvo que ambos acuerden que le corresponda al padre.

2. Relación Directa y regular (visitas)

Es el derecho que posee el padre o madre que se encuentra impedido de tener visitas con su hijo(a), para demandar visitas del padre o madre que detenta el cuidado personal. Es un derecho que debe ser concedido por el juez. En este tipo de juicios es el juez quien determina el régimen de visitas en caso de no exista acuerdo y el otro padre o madre le impida ejercer su derecho de visitas.

3. Alimentos (Aumento, Disminución o Cese)

Es el derecho de los hijos, ascendientes y del cónyuge para que el padre, hijo u otro cónyuge en su caso, aporten los recursos necesarios para satisfacer sus necesidades. En la sola presentación de la demanda se puede solicitar alimentos provisorios, sin necesidad de esperar sentencia definitiva. En caso que el alimentante carezca que facultades económicas para pagar alimentos se puede demandar a los abuelos, del padre o madre, que debiendo otorgarlos no los hace por insuficiencia o imposibilidad.

4. Filiación o Investigación de Paternidad o Maternidad

Es la relación de descendencia que existe entre dos personas, una de las cuales es el padre o madre de la otra. La ley, que determina la filiación en base a ciertos presupuestos, por ejemplo, la presunción de paternidad de los hijos nacidos dentro del matrimonio o el reconocimiento voluntario que hace el padre, la madre o ambos sobre el hijo, o la sentencia judicial, esto es, cuando un tribunal declara la paternidad o maternidad anteriormente no conocida o modifica una ya determinada. En los juicios de filiación, la ley posibilita la investigación de la paternidad y maternidad, mediante el uso de toda clase de pruebas. En la actualidad, el examen de ADN es el método más seguro para el establecimiento de la filiación biológica ya que permite determinar la paternidad y/o maternidad con una certeza casi plena. El juez puede dar a esta prueba, por sí sola, valor suficiente para establecer la paternidad o la maternidad, o para excluirla. La negativa injustificada de una de las partes a practicarse el examen hará presumir la paternidad o la maternidad, o la ausencia de ella, según corresponda. Se entiende que hay negativa injustificada si, citada la parte dos veces, no concurre a la realización del examen. NO SOLO EL PADRE BIOLÓGICO PUEDE LOGRAR LA FILIACION RESPECTO DE UN HIJO, SINO TAMBIEN EL PADRE PUTATIVO O APARENTE. Vale decir aquel padre que durante 5 años o más ha tratado al menor (o mayor dependiendo del caso) como hijo, dándole nombre, trato y fama de hijo, lo que se denomina posesión notoria. 

5. Violencia Intrafamiliar

Todo maltrato que afecte la vida o la integridad física o psíquica de quien tenga o haya tenido la calidad de cónyuge del ofensor o una relación de convivencia con él; o sea, pariente por consanguinidad o por afinidad en toda la línea recta o en la colateral hasta el tercer grado inclusive del ofensor, su cónyuge o su actual conviviente, o bien, cuando esta conducta ocurre entre los padres de un hijo común, o sobre un menor de edad, adulto mayor o discapacitado que se encuentre bajo el cuidado o dependencia de cualquiera de los integrantes del grupo familiar. Estos temas serán vistos por los Tribunales de familia, cuando los actos de violencia intrafamiliar no constituyan delito. El Ministerio Público, cuando los actos de violencia intrafamiliar constituyan un delito. Este ministerio dará curso a la investigación pertinente en caso de que se presente el delito de maltrato habitual, si el respectivo Juzgado de Familia le ha remitido los antecedentes. Todo esto en los términos del artículo 5 de la ley 20.066 de violencia intrafamiliar. La pena puede consistir en presidio, multas y una anotación en la hoja de antecedentes del agresor. 

6. Medidas de Protección

Son aquellas destinadas a proteger y resguardar a un niño, niña o adolescente que se encuentre en una situación de vulnerabilidad, sea por maltrato, abuso, explotación, abandono, etc. Entre las diversas categorías de este tipo de violencia, también llamada violencia doméstica, se distinguen la que es ejercida contra la pareja, contra los niños y contra los adultos mayores, siendo las dos primeras las más habituales formas de violencia al interior de las familias. Una de las grandes pretensiones de la legislación es otorgar protección a las víctimas de violencia intrafamiliar, especialmente contra la mujer y los niños, prestar asistencia a las víctimas. En cuanto al papel que juegan los Tribunales de Familia, éstos deben conocer las denuncias de violencia intrafamiliar, y en caso de que los hechos revistan carácter del delito de maltrato habitual, deben remitir los antecedentes al Ministerio Público, quien, si lo estima procedente, debe iniciar la investigación respectiva. 

7. Patria Potestad (administración de bienes del hijo menor)

La patria potestad es el conjunto de derechos y deberes que corresponden al padre o a la madre sobre los bienes de sus hijos no emancipados. Lo normal es que la ejerza quien tiene el cuidado personal del hijo (tuición) pero puede no ser así ya sea por acuerdo de los padres o por resolución judicial. La Patria Potestad puede ser ejercida en conjunto por los padres, o puede residir en uno de ellos, de común acuerdo. En caso de no haber acuerdo, le toca de pleno derecho al padre, salvo decisión judicial en donde el tribunal de familia competente determine otra cosa. Si los padres viven separados, corresponde la patria potestad a aquel que ejerce el cuidado personal del hijo/a. 

8. Autorización de salida del país de menor

El juez puede suplir la autorización del padre o madre que no tenga el cuidado de sus hijos menores de edad o no sea habido o que sin causa justificada se niegue a otorgarla. Para solicitar ante el Tribunal de Familia la autorización del menor para salir del país, hay que presentar el certificado de nacimiento del menor, de ambos progenitores, certificado de matrimonio si corresponde, y todos aquellos antecedentes que funden las razones, conveniencia para el menor y duración del viaje. 

9. Guardas

Las guardas son cargas impuestas a ciertas personas en favor de aquellas que no pueden dirigirse por sí mismos o administrar completamente sus negocios, y si no se hayan bajo potestad de padre o madre, que pueda darles la protección debida. Solicitud que se hace al juez para que determine quién se hará cargo del cuidado y/o de los bienes de un menor de 18 años, cuando sus padres han muerto o no estén en condiciones de hacerlo.

10. Declaración de Bien Familiar

Es aquella declaración que hace el tribunal de la familia sobre el inmueble de propiedad de cualquiera de los cónyuges y que sirva de residencia principal a la familia, para que el cónyuge propietario no pueda enajenar o gravar voluntariamente dicha propiedad. En otras palabras, se trata de asegurar que la casa donde reside la familia no pueda ser vendida, hipotecada etc. El principal efecto junto al derecho de exclusión es que al ser declarado un bien como familiar, exige el consentimiento del otro cónyuge para vender dicho bien, sin dicho consentimiento, la venta sería nula.

11. Divorcio por Culpa, unilateral o de Común Acuerdo. (Con o sin Compensación Económica)

a) Divorcio por culpa: Es aquel divorcio que se produce por una falta de uno de los cónyuges, siempre que dicha falta constituya una violación grave de los deberes y obligaciones que les impone el matrimonio en conformidad a la ley, o de los deberes y obligaciones para con los hijos, que torne intolerable la vida en común. Este tipo de Divorcio puede demandarse en cualquier momento, sin que deba cumplirse otro requisito más que acreditar la existencia de una causal. Se incurre en dicha causal, entre otros casos, cuando ocurre cualquiera de los siguientes hechos:

i. Atentado contra la vida o malos tratamientos graves contra la integridad física o psíquica del cónyuge o de alguno de los hijos.
ii. Trasgresión grave y reiterada de los deberes de convivencia, socorro y fidelidad propios del matrimonio. El abandono continuo o reiterado del hogar común, es una forma de trasgresión grave de los deberes del matrimonio.
iii. Condena ejecutoriada por la comisión de alguno de los crímenes o simples delitos contra el orden de las familias y contra la moralidad pública, o contra las personas, que involucre una grave ruptura de la armonía conyugal.
iv. Conducta homosexual.
v. Alcoholismo o drogadicción que constituya un impedimento grave para la convivencia armoniosa entre los cónyuges o entre éstos y los hijos.
vi. Tentativa para prostituir al otro cónyuge o a los hijos.

b) Divorcio Unilateral: Tiene lugar este tipo de divorcio cuando UNO de los cónyuges solicita el divorcio ante el juez de familia para poner término al vínculo matrimonial, este tipo de divorcio solo puede solicitarse si han transcurrido a lo menos 3 años de cese de la convivencia en pareja, lo que debe ser acreditado en el juicio.

c) Divorcio de Mutuo Acuerdo: Este tipo de Divorcio tiene lugar cuando ambos cónyuges de común acuerdo solicitan al tribunal de la familia poner término al matrimonio. Para poder solicitar este tipo de Divorcio se debe cumplir con los siguientes requisitos:

i. Que la Solicitud efectivamente sea solicitada por ambos cónyuges.
ii. Acreditar un cese de convivencia por a lo menos un año.
iii. Acompañar a la solicitud un acuerdo completo y suficiente. (Este acuerdo debe regular todas las materias del Art. 21 de la ley de matrimonio civil, es decir, sus relaciones mutuas y con respecto a los hijos, tales como: alimentos que se deban entre los cónyuges y con respecto a los hijos en caso de existir estos últimos, regulación de visitas y cuidado personal cuando existan hijos menores de edad, en el mismo caso, régimen de bienes del matrimonio, etc)

Compensación Económica: Es el derecho que tiene cualquiera de los cónyuges a demandar una indemnización pecuniaria, en los casos que no haya podido desarrollar una actividad remunerada o lo haya hecho en menor medida, cuando se ha tenido que dedicar a las labores del hogar y al cuidado de los hijos durante el matrimonio.

12. Separación Judicial de los Cónyuges
13. Modificación de regímenes patrimoniales entre los cónyuges (Separación de bienes, liquidación de la Sociedad conyugal)

a) Separación de Bienes: Régimen matrimonial que consiste en que cada bien mueble o inmueble que cualquiera de los cónyuges adquiera para sí, se incorpore únicamente en su patrimonio y que por lo tanto puede vender, ceder y regalar sin autorización. Los patrimonios de cada cónyuge y su administración se mantienen separados antes y durante el vínculo matrimonial. Es decir, "lo que es mío es mío y lo que es tuyo es tuyo". Este régimen se puede pactarse antes de la celebración del matrimonio, en el mismo acto de su celebración (capitulaciones matrimoniales) o durante el matrimonio. Durante el matrimonio el régimen de sociedad conyugal puede ser sustituido por el de separación total de bienes.

14. Juicios de Interdicción (por incapacidad de la persona para administrar sus bienes)

Solicitud que se realiza al juez para que declare que determinada persona está incapacitada de administrar sus bienes, ya sea porque tiene algún tipo de demencia o porque dilapida los bienes que posee. Declarada la interdicción, se hará necesario pedirle al juez que nombre un curador que se encargue de administrar los bienes y representar los intereses de esa persona.

15. Autorizaciones Judiciales

Solicitud que se hace al juez de familia para que dé su consentimiento para realizar ciertos actos que requieren la aprobación del padre, la madre, o del otro cónyuge. 

 

Agende su hora de entrevista